jueves, 20 de noviembre de 2014

Gracias y Recetas!!

Las recetas prometidas...

Hola a tod@s.... primero que nada queremos agradecerles mucho a todos los que nos han visitado en la gran feria del DIY que se realizó en Madrid hace apenas unos días. También a todos los que no pudiendo asistir nos enviaron su apoyo y cariño vía telefónica, whatsapp, facebook, web...etc.



Como muchos nos preguntaban por las recetas de los productos que teníamos en la feria, ya que les gustaban mucho por suerte, prometimos ir subiendo las recetas que hicimos para que puedan luego probar en casa de hacerlas.

Dicho esto... empezamos!!!
Arrancamos con el bizcocho de limón.



La receta está basada en la del bizcocho de 1 libra básico del nuevo libro de Martha Stewart "Pasteles". Que por cierto recomiendo que lo tengan en casa porque es un aliado ideal para nuestra cocina.

Se llama de 1 libra (450gr) porque son las cantidades de los ingredientes que usa.

Vamos entonces a la receta del bizcocho de limón.

460gr de mantequilla a temperatura ambiente
450gr de azúcar
450gr de harina
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de esencia de vainilla (uso vainilla en pasta)
9 huevos grandes
Ralladura de 2 limones
Zumo de 1 limón

Precalentamos en horno a 170º y enmantecamos y enharinamos los moldes. Yo para la feria (por facilidad para la venta) utilicé unos moldes de aluminio para plum cake y de una tanda de receta sacaba 4 budincitos.
La receta está preparada para 2 bizcochos de 23x13cm.

Mezclamos los secos y apartamos. En otro recipiente o en la batidora( según que tengamos) batimos la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla esté bien esponjosa y blanquecina.
Incorporamos la vainilla y vamos añadiendo los huevos de dos en dos raspando siempre bien las paredes entre cada incorporación.
Bajamos la velocidad y añadimos los secos en 4 tandas, batiendo hasta incorporar todo. Añadimos la ralladura y el zumo en este caso de limón.
Llenamos los moldes, los golpeamos suavemente contra la encimera y alisamos la superficie con una espátula.
Horneamos aproximadamente una hora. Comprobamos siempre con un palillo o un cuchillo que salga limpio y retiramos.
Dejamos en una rejilla unos 30 minutos y luego los volteamos para dejar enfriar del todo.

Pueden comerse así solos( ya que quedan muy jugosos), acompañados con nata montada, frutos macerados o lo que más te guste.



A ponerlo en práctica!!! que es muy fácil y dejarán a los de casa encantados! 
Un besote!
Diana. ;)


1 comentario: